martes, 7 de febrero de 2012

martes, 22 de noviembre de 2011

Capilla antigua de Agrelo Mendoza

Capilla antigua, abandonada, ubicada en Agrelo Lujan de Cuyo Mendoza, sobre los caminos del vino. Arquitectura de adobones de barro, una pena que no haya sido rescatada como patrimonio arquitectónico y turístico religioso. La arquidiocesis de Mendoza no la tiene registrada entre sus capillas. Solo la salva la mirada de miles de turistas extranjeros en bicicleta, que paran a fotografiarla en su recorrido de los caminos del vino.

viernes, 5 de agosto de 2011

Una casa con diez pinos

Una casa con diez pinos
hacia el sur hay un lugar
ahora mismo voy allá, porque ya no puedo más
vivir en la ciudad.
Entre humo y soledad,
nada más que respirar,
nunca más, nunca más,
en la ciudad.
Un jardín y mis amigos
no se puede comparar
con el ruido infernal
de esta guerra de ambición,
para triunfar y conseguir
dinero nada mas
sin tiempo de mirar
un jardín bajo el sol
antes de morir.
No hay preguntas que hacer
una simple reflexión
sólo se puede elegir
oxidarse o resistir,
poder ganar o empatar,
prefiero sonreír,
andar dentro de mí
fumar o dibujar.
Para que complicar, complicar.

Javier martinez

No vive ya nadie..

No vive ya nadie...

- No vive ya nadie en la casa – me dices -; todos se han ido. La sala el dormitorio, el patio,
yacen despoblados. Nadie ya queda, pues que todos han partido.

Y yo te digo. Cuando alguien se va, alguien queda. El punto por donde pasó un hombre, ya no esta solo.
Unicamente está solo, de soledad humana, el lugar por donde ningún hombre ha pasado. Las casas nuevas
están mas muertas que las viejas, por que sus muros son de piedra o de acero, pero no de hombres. Una
casa viene al mundo, no cuando la acaban de edificar, sino cuando la empiezan a habitarla. Una casa vive
únicamente de hombres, como una tumba. Sólo que la casa se nutre de la vida del hombre, mientras que la
tumba se nutre de la muerte del hombre. Por eso la primera está de pie, mientras que la segunda está tendida.

Todos han partido de la casa, en realidad, pero todos se han quedado en verdad. Y no es el recuerdo de ellos lo que
queda, sino ellos mismos. Y no es tampoco que ellos queden en la casa, sino que continúan por la casa. Las funciones y
los actos se van de la casa en tren o en avión o a caballo, a pie o arrastrándose. Lo que continua en la casa es el
órgano, la gente en gerundio y en círculo. Los pasos se han ido, los besos, los perdones, los crímenes. Lo que continúa
en la casa es el pie, los labios, los ojos, el corazón. Las negaciones y las afirmaciones, el bien y el mal, se han
dispersado. Lo que continúa en la casa, es el sujeto del acto.

Cesar vallejo

jueves, 14 de julio de 2011

Pabellón Cuba, Mendoza


Entre 1953 y 1954 se hizo en Mendoza la “Feria de Américas”, hecho muy importante en argentina para la época, desde muchos aspectos relacionados a la cultura, música, diseño y artes en general.
Para dicho evento se construyeron obras, hitos del diseño, como la torre que dio nombre a esta feria y pabellones de distintos países.
Dentro de las rarezas que tiene hoy el Parque General San Martin de Mendoza, se encuentra este edificio, en parte misterioso (al menos para muchos, ya que es muy escasa la información del mismo)
Se construyo para esta feria, llamado”edificio Cuba” o “pabellón Cuba”.
Edificio de vanguardia para la época y para la actual; construido en madera (material difícil para Mendoza), de gran inserción en el parque y de un modernismo avasallante.

miércoles, 22 de junio de 2011

ENTREVISTA: Arquitecto Kenneth Frampton

Kenneth Frampton: "El coche es un invento más apocalíptico que la bomba atómica"
De visita en España, su libro 'Una historia crítica de la arquitectura moderna', es la Biblia de los estudiantes de esta disciplina

ANATXU ZABALBEASCOA - Madrid - 06/06/2011

Kenneth Frampton (Woking, Reino Unido, 1930) solo ha construido un edificio de viviendas de alquiler en Londres y otro de vivienda social en Estados Unidos. "Supongo que me di cuenta de que podía contribuir más al mundo escribiendo y enseñando arquitectura que tratando de construirla", explica en Madrid, invitado por la Asociacion de Becarios de La Caixa. Y tiene sentido. Su libro Una historia crítica de la arquitectura moderna (Gustavo Gili) es la Biblia de los estudiantes de esta disciplina. Desde que lo escribiera en 1980 -vive en EE UU, adonde emigró en 1966 para dar clase en las Universidades de Princeton y Columbia- lo ha revisado tres veces. La primera añadió su famoso regionalismo crítico, que refleja cómo el genius loci marca los edificios (1985); en la segunda indagó en las arquitecturas fragmentadas de la deconstrucción (1992) y en la última explicó los efectos de la globalización, el fenómeno de los arquitectos estrella y, también, la sostenibilidad (2007).

Frampton asegura que no trabaja en una cuarta revisión, pero considera que el impacto de la crisis será notable. ¿Se resentirá también la arquitectura del espectáculo o simplemente se mudará a otro lugar? "La manhattización del mundo continuará en países emergentes como China y Rusia: la arquitectura especulativa mueve dinero, y eso asegura que la proliferación de rascacielos no se detendrá", sostiene. De los últimos años considera que lo peor ha sido "tratar la arquitectura como arte, como esculturas gigantescas; eso reduce la arquitectura a la fachada de los edificios". Pero ve positiva la atención prestada en los medios. "Hemos conocido obras levantadas con medios escasos como la de Francis Kéré en África".

¿Pueden imponerse otros valores para repensar la arquitectura y el urbanismo? Con tantos arquitectos recién licenciados en paro, ¿romperá la realidad social la tradicional endogamia de la arquitectura? Frampton admite que su profesión es hoy más precaria que nunca, aunque señala que aquí el caso se ha agravado: "Tras la muerte de Franco España vivió una edad de oro de la arquitectura, con muchos edificios públicos. Pocos países podían igualar la diversidad y la calidad de lo construido aquí, pero todo se acaba".

Hoy, la gran foto de la arquitectura mundial habla de ejemplos refinados conviviendo con la barbarie: "El 80% de lo que se construye es mediocre y está mal hecho". ¿Qué no funciona en una profesión en la que muchos grandes nombres llevan dos contabilidades: la de la arquitectura que se publica y la que no debe ser publicada? "La dedicación exhaustiva es poco rentable. Los edificios en los que se repite una planta son la mejor fuente de ingresos. Pero no todos los grandes hacen eso. Los portugueses no: ni Álvaro Siza ni Souto de Moura", aclara. Como ellos, Frampton es un gran defensor del Movimiento Moderno. "Fue el primer movimiento global: los objetivos lo eran y el resultado también. Era progresista y cambió la faz de la tierra. El legado sigue vivo y con potencial, ha demostrado saber absorber nuevas tecnologías y poder trabajar con poco". Recuerda que la influencia del Renacimiento se extendió hasta el siglo XIX, y piensa que la de la modernidad podría también perdurar siglos.

El Renacimiento no llegó a África y el Movimiento Moderno, sí. Por eso a Frampton le parece fundamental el regionalismo crítico: cómo las culturas modifican una idea que permite la reelaboración al contacto con las tradiciones. Hoy el profesor reconoce que la lectura de los historiadores ha sido "imperialista y eurocéntrica", y que la otra mitad del mundo -África, el sureste asiático y la Sudamérica que queda más allá de Barragán o Niemeyer- podría ser un modelo en esta época de crisis.

Frampton ejerció la crítica desde sus libros o desde las aulas: -"Nadie me pidió que escribiera para un periódico"- y hoy considera que entre los grandes maestros modernos como Le Corbusier, Mies van der Rohe o Frank Lloyd Wright, el finlandés Alvar Aalto es el que más vivo ha sabido mantenerse. "Su herencia es la más rica. No solo por su actitud hacia el paisaje, también por adelantar la preocupación por la sostenibilidad y el respeto por lo local". Ve en el traslado de Mies van der Rohe a América la mayor contribución estadounidense a la arquitectura moderna: "La manera elegante y minimalista de levantar edificios con estructura metálica y fachadas de vidrio cambió la faz de las ciudades. Se convirtió en sinónimo de urbano y se exportó por todo el mundo". ¿Ha habido también una contribución española? Kenneth Frampton ha escrito que en el mundo hay cuatro países con una alta cultura arquitectónica: Japón, España, Francia y Finlandia. "No se trata de que exista una figura aislada, sino un elevado número de arquitectos levantando edificios de gran calidad. Eso es cultura arquitectónica. España lo consiguió gracias a los Gobiernos de la Transición y a la clase media", sostiene. Hoy no sabría juzgar. Hacía 50 años que no visitaba Madrid. Y se declara "incapaz de entender los límites de la ciudad". "El crecimiento sin límites no hace ciudades. Es un reflejo del consumismo", sostiene. "El automóvil es el invento más apocalíptico de todos los tiempos. Más aún que la bomba atómica, porque está por todo el mundo y no tiene vuelta atrás. El automóvil está tan integrado en el funcionamiento de nuestra economía que no podremos prescindir de él. Aunque caminemos".

martes, 14 de junio de 2011

Bodega " 7 hectareas" familia De Blasis

Bodega boutique, proyectada y construida año 2000- 2010, emprendimiento familiar ubicado en siete hectareas de viñedos, de cepas malbek de 90 años de antiguedad, pertenecientes a la familia De Blasis, pionera de la zona de Las Compuertas, Lujan de Cuyo Mendoza .
Bodega de pequeña capacidad 150000 lts. en piletas enterradas, y 150000lts en tanque.
La Bodega esta ubicada en el corazón del viñedo, con una vista privilegiada al pedemonte y la cordillera de los Andes.
Proyecto y Direccion Arq. Daniel Púrpura 2000-2010


domingo, 12 de junio de 2011

Barrio recuperado

Nadie vio la hermosura de las calles
hasta que pavoroso en clamor
se derrumbó el cielo verdoso
en abatimiento de agua y de sombra.
El temporal fue unánime
y aborrecible a las miradas fue el mundo,
pero cuando un arco bendijo
con los colores del perdón la tarde,
y un olor a tierra mojada
alentó los jardines,
nos echamos a caminar por las calles
como por una recuperada heredad,
y en los cristales hubo generosidades de sol
y en las hojas lucientes
dijo su trémula inmortalidad el estío.

Jorge Luis Borges



Ésta es mi casa

No cabe duda. Ésta es mi casa
aquí sucedo, aquí
me engaño inmensamente.
Ésta es mi casa detenida en el tiempo.

Llega el otoño y me defiende,
la primavera y me condena.
Tengo millones de huéspedes
que ríen y comen,
copulan y duermen,
juegan y piensan,
millones de huéspedes que se aburren
y tienen pesadillas y ataques de nervios.

No cabe duda. Ésta es mi casa.
Todos los perros y campanarios
pasan frente a ella.
Pero a mi casa la azotan los rayos
y un día se va a partir en dos.

Y yo no sabré dónde guarecerme
porque todas las puertas dan afuera del mundo.
Mario Benedetti



martes, 17 de mayo de 2011

UN PATIO

Con la tarde se cansaron los dos o tres colores del patio.
Esta noche, la luna, el claro círculo,
no domina su espacio.
Patio, cielo encauzado.
El patio es el declive
por el cual se derrama el cielo en la casa.
Serena,
la eternidad espera en la encrucijada de estrellas.
Grato es vivir en la amistad oscura
de un zaguán, de una parra y de un aljibe.

Jose Luis Borges

martes, 3 de mayo de 2011

garabatos












Me pareció muy beatle ese niño que decia en la plaza, “papá, aquí viene el sol”
Y era verdad, venía, estaba ahí nomás.
Here come the sun, surco los aires, después de todo, esta todo bien,
El sol llego.

Daniel P.

martes, 19 de abril de 2011

Casa con dos patios

Siempre seré el forastero
Que ve junto a la cancela
Cómo elen el patio primero
Mármol frío
Vela
Por el señorío.
Pero aquel patio segundo
Con su cielo -tierra
con sol - me envuelve en un mundo
Que pasma, ciñe y se cierra.

Jorge Guillen

miércoles, 13 de abril de 2011

Urban Sketchers Argentina: Una capilla y una esquina

Urban Sketchers Argentina: Una capilla y una esquina: "Capilla histórica de un lugar llamado Laguna del Rosario en Lavalle, típico desierto mendocino habitado por comunidad nativa Huarpes, e..."

Playas Serranas


Este edificio fue encargado por el gobierno de Mendoza a dos hermanos arquitectos Manuel y Arturo Civit, con el fin de tener en el lago del Parque San Martin una playa que funcionara como un balneario público recreativo para fomentar la práctica de la natación entre la población, de allí el nombre Playas Serranas, se inauguro en el año 1937, la arquitectura es típica del expresionismo alemán, y responde a una tipología naval o barco.
En la ciudad de Mendoza es muy común y gratamente sorprendente ver una gran cantidad de estas tipologías y sobre todo en vivienda estilo barco de esa época.
Este edificio es de una factura excelente, en la actualidad funciona un museo de ciencias naturales, y es una pena que no sea puesto en valor como lo merece.

jueves, 31 de marzo de 2011

Las Dos Ciudades

La vida me tomó en sus alas y me condujo a la cumbre del Monte de la Juventud. Después me señaló a su espalda y me invitó a que mirase hacia allá. Ante mis ojos se extendía una ciudad extraña, de la cual emergía una humareda oscura de múltiples matices, que se movían lentamente como fantasmas. Una tenue nube ocultaba casi completamente la ciudad de mi vista.

Tras un momento de silencio, exclamé:

-¿Qué es lo que estoy viendo, Vida?

Y la Vida me contestó:

—Es la Ciudad del Pasado. Mira y reflexiona.

Contemplé aquel escenario maravilloso y distinguí numerosos objetos y perspectivas: atrios erigidos para la acción, que se erguían como gigantes bajo las alas del Sueño; templos del Habla, en torno a los cuales rondaban espíritus que lloraban desesperados o entonaban cánticos de esperanzas. Vi iglesias construidas por la fe y destruidas por la Duda. Divisé minaretes del Pensamiento, cuyas espiras emergían como brazos levantados de mendigos; vi avenidas de Deseo que se prolongaban como río a lo largo de los valles; almacenes de secretos custodiados por centinelas de la Ocultación, y saqueados por ladrones de la Revelación; torres poderosas erigidas por el Valor y demolidas por el Miedo; santuarios de Sueños embellecidos por el Letargo y destruidos por la Vigilia; débiles cabañas habitadas por la Fragilidad; mezquitas de Soledad y Abnegación; instituciones de enseñanza iluminadas por la Inteligencia y oscurecidas por la Ignorancia; tabernas del Amor, en que se emborrachaban. los enamorados, y el Despojo se mofaba de ellos; teatros en cuyos tablados la Vida desarrollaba su comedia, y la Muerte ponía el colofón a las tragedias de la Vida.

Tal es la llamada Ciudad del pasado —aparentemente muy lejos, pero en realidad, muy cerca— visible apenas a través de los crespones tenebrosos de las nubes.

Entonces la Vida me hizo una señal, mientras me decía:

—Sígueme. Nos hemos detenido demasiado aquí

Y yo le contesté:

—¿A dónde vamos, Vida?

Y la Vida me dijo:

—Vamos a la Ciudad del Futuro.

Y yo repuse:

—Ten piedad de mí, Vida. Estoy cansado, tengo los pies doloridos y la fuerza me abandona.

Pero la Vida insistió:

—Adelante, amigo mío. Detenerse es cobardía. Quedarse para siempre contemplando la Ciudad del Pasado es Locura. Mira, la Ciudad del Futuro está ya a la vista... invitándonos.

Gibran Jalil Gibran

domingo, 20 de marzo de 2011

Casas Marcadas

Casas marcadas
por el sol
casas marcadas
por la luz
deja que la luz te brille
deja que la luz te brille
que brille toda tu vida
vaya con la casa
que despide viento
vaya con la casa
que despide viento...
casas marcadas
por el sol
casas marcadas en la luz
deja que la luz te guíe
deja que la luz te guíe
que guíe toda tu vida
vaya con la casa
que despide viento
vaya con la casa
que despide viento...

Luis Alberto Spinetta

A LA "SEBASTIANA" DE PLENOS PODERES (1962)

Yo costrui la casa,
La hice primero de aire
Luego subí en el aire la bandera
y la dejé colgada del firmamento,
de la estrella, de la claridad y de la oscuridad.
Cemento, hierro, vidrio
eran la fábula,
valían más que el trigo y como el oro,
había que buscar y que vender,
y así llegó un camión:
bajaron sacos
y más sacos
la torre se agarró a la tierra dura
-- pero, no basta, dijo el Constructor,
falta cemento, vidrio, puertas--,
Pero crecía,
crecían las ventanas
y con poco, con pegarle al papel y trabajar
y arremeterle con rodilla y hombro
iba a crecer hasta llegar a ser,
hasta poder mirar por la ventana;
y parecía que con tanto saco
pudiera tener techo y subiría
y se agarrara, al fin, de la bandera
que aún colgaba del cielo sus colores.
Me dediqué a las puertas más baratas,
a las que habían muerto
y habían sido echadas de sus casas,
puertas sin muro, rotas,
amontonadas en demoliciones,
puertas ya sin memoria,
sin recuerdo de llave,
y yo dije: "venid a mí,
puertas perdidas:
os daré casa y muro
y mano que golpea,
oscilaréis de nuevo abriendo el alma,
custodiaréis el sueño de Matilde
con vuestras alas que volaron tanto".
Entonces la pintura llegó también
lamiendo las paredes,
las vistió de celeste y de rosado
para que se pusieran a bailar.
Así la torre baila,
cantan las escaleras y las puertas,
sube la casa hasta tocar el mástil,
pero falta dinero:
faltan clavos,
faltan aldabas, cerraduras de mármol.
Sin embargo, la casa
sigue subiendo
y algo pasa,
un latido circula en sus arterias:
es tal vez un serrucho que navega
como un pez en el agua de los sueñoa
o un martillo que pica
como alevoso cóndor carpintero
las tablas del pinar que pisaremos.
Algo pasa y la vida continúa
La casa crece y habla
se sostiene en sus pies,
tiene ropa colgada en un andamio,
y como por el mar la Primavera
nadando como náyade marina
besa la arena de Valparaíso,
Ya no pensemos más: ésta es la casa:
ya todo lo que falta será azul,
lo que ya necesita es florecer.
Y eso es trabajo de la primavera.

Pablo Neruda

sábado, 19 de marzo de 2011

Quincho en Vistalba

                                     Proyecto y Direccion de obra año 2007




miércoles, 16 de marzo de 2011

Cuadrados y ángulos



Casas enfiladas, casas enfiladas,

Casas enfiladas.

Cuadrados, cuadrados, cuadrados,

Casas enfiladas.

Las gentes ya tienen el alma cuadrada,

Ideas en fila Y ángulo en la espalda.

Yo misma he vertido ayer una lágrima,

Dios mío, cuadrada.
 
 
Alfonsina Storni



Treinta rayos convergen en el círculo de una rueda

y por el espacio que hay entre ellos

es donde reside la utilidad de la rueda

Moldeamos arcilla para hacer jarros

y en el vacío reside la utilidad de ellos

Se abren puertas y ventanas en las paredes de una casa

y por los espacios vacios es que podemos habitarla

Así de la no-existencia viene la utilidad y de la

existencia la posesión.


Lao Tze



lunes, 14 de marzo de 2011

Amar y defender nuestras plantas

En Mendoza, ocuparnos del jardín nos ha llevado a mirar el suelo, las plantas, el clima. El entorno como referencia nos ha conducido poco a poco a lo propio. A valorar la vegetación que crece espontáneamente como consecuencia de las condiciones naturales de relieve, suelo y clima; y a comprender que ella contribuye al equilibrio ecológico.

Por eso empezamos a usar especies nativas, tratando de lograr para ellas la significación y el lugar que merecen.
Algunos viveristas y paisajistas hoy acompañan la tendencia de integrar lo nativo, con el objeto de “hacer evolucionar el espíritu del lugar sin destruir el alma del paisaje”. “Llegar a ser cuidadores del paisaje”, “Ayudar a crear los paisajes del futuro”... para no tener que avergonzarnos del legado que dejamos...
Se nos dice también que un jardín moderno debe estar enraizado en la cultura del pueblo que lo habita. Es hermoso empezar a enfocar con esta filosofía nuestros paisajes, jardines, el patrón de los diseños para hacerlos específicos de la región. Aunque seguramente será una búsqueda que llevará tiempo, maduración y experimentación.
Iremos olvidándonos de tanto enriquecimiento artificial del suelo, de sistémicos que sabemos envenenan los acuíferos; de curar enfermedades en las plantas.
En Mendoza se encuentra la ventaja, el privilegio de tener parte de la flora y la fauna dentro de los límites de la Capital, en los alrededores y en el cercano pedemonte.
Si detenemos la mirada en el suelo a la hora de imaginar una planta, pueden surgir nombres como: algarrobo blanco (prosopis chilensis); chañar (geoffroea decorticans); espinillo (acacia caven); cortadera (cortadera selloana)...
Y puedo pensar en un camino, una ruta, engalanada con el amarillo oro de la exuberante floración de los chañares que, resistentes a las enfermedades, no necesitan riego para vivir a la vera del camino en la provincia.
Transmitir así el espíritu del lugar. Generar un estilo autóctono. Nuestra flora, nuestros espacios unidos a la herencia que recibimos. Y nos preguntamos: ¿Llegaremos a dar a lo nuestro el lugar de privilegio que otros pueblos le dieron?
En la geografía de Mendoza de Miguel Marzo y Osvaldo Inchauspe, publicada en Mendoza en 1967 nos dicen: “Antes del 1800 ya se conocían algunos valores naturales y económicos de la vegetación autóctona que hablan de la importancia de la vegetación como fuente de recursos naturales (...). Algunos documentos jesuitas de la época hacen descripciones botánicas (...). Aunque los espacios cultivados de las áreas bajo riego se asemejan a las zonas humanizadas de otras partes de la tierra; y en ellas las transformaciones operadas complican el estudio de la vegetación natural (...). La vegetación predominante en Mendoza está adaptada a las condiciones ambientales impuestas fundamentalmente por el suelo y el clima; y es destacable que la vegetación natural no cae en engaños producidos por algún elemento climático que adelante las temperaturas, por eso no se producen para ellas las denominadas falsas primaveras que tanto dañan las plantas cultivadas”.
Pero tantos años admirando y disfrutando la estética de los jardines que llegaron desde Europa, de afuera; con la belleza de sus diseños, sus plantas, sus flores y la culturización hacia usos y costumbres de otros países, ha hecho que sigamos teniendo dificultades...
Cuando era pequeña, mi madre me hizo gustar de las tibias castañas asadas, del Mont Blanc en el invierno; y cuando llegaba el buen tiempo, del dulce y el refresco de guindas. Pero hoy mi amiga de ascendencia huarpe me ha hablado de ‘el árbol’, el algarrobo dulce (prosopis flexuosa), de la algarroba, base de la alimentación de su gente. De esta vaina se obtiene harina, el patay, dulces y bebidas refrescantes y alcohólicas: la aloja y chicha.
El algarrobo dulce es indispensable en el ecosistema de las Lagunas del Rosario. Ella me cuenta: “Cuando éramos niños andábamos con la carita roja o teñida de púrpura, cuando el piquillín maduraba y era nuestra golosina”.
Y continúa: “También es una fiesta después de una lluvia en el desierto de Lavalle, cuando llega ‘la seca’ y aparece la flor de la guaracha entre las grietas de la tierra gredosa. Cuando la flor se abre, abajo se encuentra la dorada y dulce fruta de la guaracha”.
Otra: “Cuando en el desierto cazan algo y desean asarlo para comerlo allí en el campo, usan la zampa (atriplex lampa) para salar la presa.
Si respetamos nuestros ecosistemas y valorizamos las raíces culturales del desierto, habrá jardines que serán refugio de plantas y animales autóctonos. Santuarios de lo natural en el futuro.
También el integrar el adentro con el afuera nos llevará a considerar sagrada la herencia toda de nuestros mayores.
Es verdad, en los hechos minúsculos que determinan la vida de la gente y conforman la cultura de un país, se afianza el pasado, tanto como en los grandes hechos de la historia.

Nora Lara Inchauspe

miércoles, 16 de febrero de 2011

garabatos

el espíritu de los proyectos casi siempre se encuentra en los garabatos, es como el sentido mismo de las cosas.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Plaza General San Martin Lujan de Cuyo Mendoza

      Puesta en Valor y remodelacion ejecucion de obra año 2005
       Proyecto arquitectonico y paisajistico     Arq. Daniel Púrpura
         Colaboradores y Direccion de obra        Arq. Carolina Herrero
                                                                      Arq. Jimena Escoriaza
                                                                        Arq. Alejandro Calderon 

           Paseo de los varietales

Wabi - Sabi

La sabiduría japonesa, mucho antes de que existieran las modas, los estilos y las tendencias, ya había resuelto -sin libros, ni profesores elaborando teorías- cuál es la mejor manera de habitar el hogar, viviendo en paz, con sencillez y en armonía con la naturaleza, integrándola a los interiores a través tanto de sus colores, especies y formas asimétricas como de los materiales que brinda al ser humano. Suena a sentido común, y lo es. Pero con otro nombre: wabi-sabi.

El sentido original del término se asociaba al aislamiento del mundo material, concentrándose en lo esencial del ser humano y su espiritualidad. Con el tiempo se ha ido aplicando a los distintos ámbitos de la vida, desde las relaciones interpersonales, el trabajo, el crecimiento personal, la estética, todo. Y Occidente se ha encargado de traducir y elaborar una definición, con autores como el arquitecto norteamericano Leonard Koren o el escritor canadiense Richard R. Powell.
Según el arquitecto japonés Tadao Ando wabi-sabi es el arte de encontrar belleza en la imperfección y profundidad en la naturaleza, aceptando sus ciclos de crecimiento, decadencia y muerte: "Es simpleza, pausa, limpieza y veneración por lo auténtico". Wabi quiere decir simpleza rústica, mientras sabi es la belleza que adquiere un objeto, por ejemplo, con el desgaste propio del tiempo. En un rostro es el atractivo de las arrugas, y no del bótox.
"Nada dura. Nada está completado. Nada es perfecto" son las tres realidades que hay que asumir para poner en práctica esta filosofía. Al momento de ambientar, olvidarse de que un espacio lucirá bien sólo si brilla y hay cosas nuevas. Hay que saber más bien cuándo NO comprar que cuándo hacerlo, y dónde. Si se han heredado objetos y muebles de antepasados, conservarlos. Si están a muy mal traer, repararlos. Y si la parentela no resultó generosa, preferir ferias y mercados de segunda mano antes que las ofertas. En cualquier caso, el asunto es no acumular cosas que no se usan y que, además de ocupar un valioso espacio, impidiendo airear la intimidad de la casa, generan la sensación de vivir con un peso encima. ¿Le recuerda al minimalismo? Algo de él hay, pero con una diferencia, los protagonistas aquí no son piezas esculturales flotando en el ambiente, sino el bienestar de los usuarios y la calidez que encuentran en recintos donde las cosas lucen con gracia y dignidad los años que tienen sobre ellas: "Una fuente metálica manchada por el óxido, maderas grises por la erosión...", ejemplifica Ando.
Por lo mismo, otra alternativa es rodearse de objetos hechos por las manos de otro, o por uno mismo. La cerámica y la greda en la vajilla, mantas de lana, no temer colgar cuadros de autoría propia, incluso atreverse con composiciones de regalos de la naturaleza: ramas, piedras, hojas... Y por supuesto, los materiales que nos acercan a ella: algodón, lino, bambú y maderas que no necesariamente deben ser las más finas. Mientras más simple, mejor. Los ambientes wabi-sabi son humildes por definición, como detalla el arquitecto japonés: "Es aquello a lo que no se le da importancia, es modesto y tiene el tipo de encanto que espera pacientemente ser descubierto".
Lo que no se debe olvidar es que todo lo anterior no es sinónimo de despreocupación. Se trata de espacios informales y confortables, con un look espontáneo, pero jamás sucios, ni descuidados. Mantener el orden es fundamental, un objeto transmite su magia sólo en atmósferas donde queda claro que no hay bichos ni mugre. En definitiva, "un lugar que se ha limpiado con cariño es siempre más acogedor. Un tapiz desteñido, pero limpio, que cubre un sofá con manchas, lo transforma en un lugar irresistible para descansar"

domingo, 21 de noviembre de 2010

Fin de obra casona de San Rafael

20 de novienbre de 2010-Fin de obra remodelacion-restauracion e inauguracion Casona "la Correina" Cañada seca San Rafael.
Empanadas y lechon en horno de barro.
                                        Vicente  y Daniel


                                 Casona rodeada de Platanos de 200 años